martes, 18 de septiembre de 2018

Salud necesita $3.5 billones adicionales para el 2019





18/09/2018
Boletin de Prensa No 127 de 2018

​- Ante el Congreso, ministro de Salud y Protección Social, Juan Pablo Uribe Restrepo, hizo requerimiento presupuestal para la salud de 2019.

Bogotá (D.C), 18 de septiembre de 2018.- Con un requerimiento de 3.5 billones de pesos adicionales para la operación de la salud de los colombianos en el 2019, el ministro de Salud y Protección Social, Juan Pablo Uribe Restrepo, presentó ante las comisiones económicas del Congreso de la República, las principales necesidades presupuestales para el sector salud en el próximo año.

“Estamos en una coyuntura de la salud colombiana, difícil y retadora, y es muy importante que juntos podamos enfrentarla con un presupuesto suficiente para tener la liquidez que requieren las dificultades que tenemos”, precisó el ministro Uribe Restrepo.

El déficit, pero al mismo tiempo los nuevos retos para el sistema de salud se ubican, según lo dijo del ministro de Salud y Protección Social, en seis dimensiones:

Salud Pública, en donde se contemplan principalmente programas como el PAI, programas de promoción y prevención, y las encuestas nacionales que alimentan de manera cuantitativa a la salud de Colombia.

Aseguramiento, entendido desde la financiación de la salud a través de la ADRES, en donde hoy el principal reto son los recursos por los servicios No POS.

Instituto Nacional de Salud, que en palabras del ministro Uribe Restrepo requiere ser fuerte, robusto, técnico, capaz de acompañar a los departamentos en el reto epidemiológico.

Invima, que en momentos de industrialización de los procesos, tiempos de respuesta a la industria, capacidad de intervenir en los frentes de seguridad sanitaria, es necesario que tenga solvencia.

Superintendencia Nacional de Salud, que en línea con los propósitos del Gobierno Nacional requiere fortalecer sus funciones con mejores sistemas operacionales, descentralización, mayor atención al ciudadano y capacidad de intervenir ante los abusos y obstáculos que los colombianos enfrentan.
Instituto Nacional de Cancerología, que tiene el reto de enfrentar la segunda causa de muerte en Colombia, las enfermedades oncológicas, y que tiene 5 proyectos para el reto.

“Todos los aspectos que se deben atender con el presupuesto solicitado, son fundamentales en la construcción de una política nacional que haga frente a  las problemáticas de la salud para lograr el bienestar de la población”, explicó el ministro ante los congresistas.


TOMADO: MINSALUD

“La gente necesita calidad en la atención”: Juan Pablo Uribe Restrepo





17/09/2018
Boletin de Prensa No 126 de 2018

- Consejo Nacional de Acreditación será actor clave para mejorar la atención en salud de los colombianos

Bogotá, D.C., 17 de septiembre de 2018.- Optimizar los recursos disponibles y velar para que el paciente reciba una buena atención cuando accede a los servicios de salud es sinónimo de calidad y ese es el objetivo al que le apunta el ministro de Salud y Protección Social, Juan Pablo Uribe Restrepo.

Precisamente, en el marco de la tercera sesión del Consejo Nacional de Acreditación, Uribe Restrepo invitó al comité para que su función se vea reflejada en una mejor atención, con calidad, superando las expectativas de los pacientes que acuden cada vez al sistema de salud.

“La calidad lo es todo en salud y lo demás son medios para garantizarla. No puede haber un tema más importante -para el servicio social- que la calidad y la manera en que le llegamos a los ciudadanos, con los recursos que tenemos”, expresó.

El ministro indicó que el Consejo Nacional de Acreditación es un espacio relevante porque allí surgen múltiples puntos de vista que deben garantizar un solo objetivo: el mejoramiento de la calidad.

De otra parte, el viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios, Iván Darío González Ortiz, aseguró que llegó el momento de priorizar el enfoque en la atención de los servicios de salud porque se le ha dado la espalda a este tema tan importante.

“Debemos empoderar a la sociedad para que tome buenas decisiones a la hora de acudir al sistema de salud a través de las IPS y EPS. En esa tarea debemos ayudarles mejorando la actuación de quienes tienen al mando la administración y manejo de los recursos públicos”, dijo.

En otras palabras, todos los actores del sistema de salud en Colombia deben sobreponer la calidad -por encima de cualquiera de sus actuaciones- para que los colombianos tengan mejor atención, humanización en el servicio y se sientan bien atendidos después de asistir a sus citas médicas y tratamientos.

González Ortiz fue claro en manifestar que este consejo será de vital importancia en el desarrollo e identificación de incentivos y mejores prácticas. 

TOMADO: MINSALUD


viernes, 14 de septiembre de 2018

Hacia la calidad de los servicios de salud en Colombia






14/09/2018
Boletín de Prensa No 122 de 2108

​- La UPC y las formas de contratación no serán la varita mágica que arregle los desequilibrios del sistema.

Bogotá (D.C.), 13 de septiembre de 2018.- El ministro de Salud y Protección Social, Juan Pablo Uribe Restrepo, reflexionó sobre el papel de la Unidad de Pago por Capitación (UPC) y las formas de contratación entre aseguradores y prestadores.

Durante su participación en el foro ‘Construyamos la sostenibilidad del sector salud’, Uribe Restrepo invitó a revisar el funcionamiento de unidad de pago por capitación (UPC), a la luz de su importancia en el financiamiento del sistema de salud.

“La UPC -como todo instrumento- es perfectible y hemos trabajado con ella durante 25 años. Sin embargo, debemos llevarla a un momento de sofisticación, de justicia y de equilibrio en la asignación de los recursos. Es imposible que no podamos precisar este instrumento por un tema de información”. 

Recordó que de acuerdo con los planteamientos del presidente Iván Duque, “es el momento de que esa distribución de recursos vaya de la mano de aspectos como la calidad y los pagos asociados al desempeño, porque la simple cápita por afiliado no será suficiente”.

Destacó también que el buen criterio y la buena intención son las mejores características de las formas de contratación que se deben dar entre aseguradores y prestadores en el sistema.

“Las formas de contratación son neutras y el criterio utilizado nos permite que cumplan un mejor desempeño en los servicios. La intencionalidad de los agentes es determinante -en su uso o su abuso- a la hora de enviar los mensajes correctos sobre los incentivos y sobre la asignación del riesgo”, recalcó.

El ministro aclaró que los pagos atados al desempeño -en sí mismos- no son soluciones perfectas y tampoco el final de la compleja ecuación en la relación de los servicios de salud.

“Quiero enfatizar que Colombia no encontrará en la UPC, ni en las formas de contratación, la varita mágica que nos resuelva los desequilibrios”.

También se refirió al talento humano que define el momento de verdad de todo el sistema de salud, donde todo confluye. “Debemos centrarnos en su desarrollo, en su capacidad resolutiva, en su orgullo de servicio, en el rol de las enfermeras y es algo en lo cual deberíamos discutir porque es un asunto misional importante”.

En relación con aspectos sobre el pago centrado en los servicios y en la calidad, Uribe Restrepo retomó uno de los más recientes editoriales de la revista Lancet: “ellos se preguntan por qué los sistemas de salud perdieron el foco de la calidad, y envían un mensaje claro: lograr la cobertura universal sin calidad es un éxito fallido, es un espacio vacío”.

En consecuencia, plantó una serie de preguntas relacionadas con la calidad: ¿dónde está la calidad de los servicios de salud en Colombia?, ¿dónde está la calidad de la formación de su talento humano?, ¿dónde está la calidad de sus políticas públicas? Para ser un instrumento que lleve consigo la sostenibilidad del sistema.

“Lancet dice -con estudios realizados con las mejores agencias internacionales- que la falta de calidad está haciendo perder el doble de vidas de personas, que la misma falta de acceso a los servicios de salud”, advirtió el ministro.

Y terminó sus reflexiones indicando que “uno no puede hablar de calidad si en la base de ese sistema no hay un fundamento de ética. Si no existe un compromiso ético -de todas las instituciones que hacen parte y de todos los actores- no vamos a lograr avanzar en calidad y el inmenso esfuerzo que hemos hecho por la cobertura universal será fallido”, puntualizó.

TOMADO: MINSALUD

lunes, 10 de septiembre de 2018

QUE TAN SEGUROS SON LOS DISPOSITIVOS MÉDICOS EN EL CONTEXTO ACTUAL QUE ATRAVIESAN LAS INSTITUCIONES DE SALUD EN COLOMBIA.




La seguridad del paciente vista desde los dispositivos médicos implica que estos no le causaran daño al paciente y supone que con el paso del tiempo el paciente seria menos dependiente de los profesionales de la salud, pero en la realidad no ha sido así, por lo menos hasta hoy los profesionales de la salud son quienes siguen interactuando con la tecnología en beneficio del paciente, además de alertar cuando estos no están en pleno funcionamiento, ya que a pesar de lo avanzada que es la tecnología, con la cantidad de previsiones, programas de Tecnovigilancia, mantenimiento y alertas que incluyen, alguno de ellos en cualquier momento puede fallar. 

De ahí la importancia de enfermería, debido a que es el profesional de salud que más interactúa con el paciente y los dispositivos médicos y a quien debemos todas las alertas que notifican a diario a los equipos de mantenimiento. Por otro lado en muchas instituciones no se hace una adecuado uso de los dispositivos médicos, en muchos casos no se sigue un programa de Tecnovigilancia, no se cumplen los programas de mantenimiento preventivo y de calibración de equipos, de acuerdo con las recomendaciones del fabricante o son usados mucho más de su vida útil. 

Esto se puede mirar también desde el punto de vista de la crisis económica que atraviesan las instituciones de salud en el país, donde el flujo de dineros que se deben pagar a las IPS por parte de las EPS no es continuo y la cartera suma 9 billones de pesos, lo que implica que no se estén llevando acabo, con la periodicidad requerida los programas de mantenimiento preventivo, correctivos y calibraciones necesarias para el funcionamiento seguro de los dispositivos médicos, como también la escasa renovación de la tecnología, que en algunos casos ya se han cumplido su vida útil, teniendo que acudir a la reutilización. Por lo general el 50% de los dispositivos médicos que son retirados por mal funcionamiento tienen problemas relacionados con factores humanos, que pueden incluir falta de capacitación a los profesionales de salud de parte de la institución de salud, rupturas, falta de mantenimiento, caídos, daños por parte del paciente, etc. 

En todo caso ponerlos nuevamente en funcionamiento puede ser simple, pero en las condiciones económicas actuales de las instituciones de salud lo hace difícil cumplir, ni siquiera con los planes de mantenimiento o remplazando de la tecnología si es del caso, lo que no los hace en este contexto actual muy seguros para los pacientes y se convierte en una tarea mucho más difícil para enfermería, que además  vigilar los parámetros normales del paciente, tienen también que vigilar un dispositivo médico enfermo y sin mantenimiento, con innumerables reportes diarios de fallas de estos dispositivos y sin ninguna respuesta oportuna, respuestas muchas veces condicionadas al presupuesto económico institucional. 

La principal causa raíz de este problema radica en las decisiones no tomadas por el ministerio de salud y su falta de reglamentación a las EPS, para la disposición de los recursos económicos continuos a las instituciones de salud. 

La segunda víctima de los eventos adversos relacionados por los dispositivos médicos ha sido enfermería, a pesar de su innegable labor de notificar las fallas a tiempo de los dispositivos médicos y continuar cuidando del paciente con la preocupación constante de que fallaran en cualquier momento, pero sin obtener respuestas oportunas a sus reclamaciones por parte de la institución de salud.     

jueves, 6 de septiembre de 2018

Máster Online en Seguridad del Paciente y Calidad Asistencial.





El próximo mes de noviembre tendrá comienzo la 8ª edición del Máster Online en Seguridad del Paciente y Calidad Asistencial.

La información del Máster está disponible en la Web: 


La preinscripción está abierta hasta el día 30 de septiembre, y se puede realizar a través del siguiente enlace: 


El Máster tiene un coste total de 2.000,00 euros, que pueden ser abonados en un solo pago (noviembre de 2018) o en dos pagos de 1.000,00 euros cada uno (el primero en noviembre de 2018 y el segundo en febrero de 2019).

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Avances en el fortalecimiento institucional para la salud de La Guajira




La viceministra de Protección Social, Diana Isabel Cárdenas Gamboa, presentó los avances del Gobierno en relación con la reorganización del manejo de los recursos financieros del sector salud en el departamento de La Guajira​.
04/09/2018

Boletin de Prensa No 113 de 2108

- Asistencia, capacitación y control de los recursos son algunas de las medidas.



Bogotá (D.C.), 4 de septiembre de 2018.- La viceministra de Protección Social, Diana Isabel Cárdenas Gamboa, presentó los avances del Gobierno en relación con la reorganización del manejo de los recursos financieros del sector salud en el departamento de La Guajira, y así dar más pasos en la consolidación de la legalidad, uno de los pilares del presidente Iván Duque Márquez.

Ante la Comisión Séptima de Cámara de Representantes, la viceministra explicó que esas acciones del Gobierno están soportadas en el Decreto 028 de 2008, que tiene como objeto el monitoreo, seguimiento y control de los recursos del sistema de seguridad social en el país.

“Este ministerio nombró a la administradora temporal, María de los Ángeles Castañeda, para trabajar en los procedimientos junto con la secretaría de salud del departamento de La Guajira, para que mejore el manejo de los recursos del sistema de seguridad social”, insistió Cárdenas Gamboa. 

Aclaró además que la Administradora Temporal ha avanzado con capacitaciones, programas de asistencia y acompañamiento en la elaboración de planes financieros, para que estos puedan ser presentados de manera adecuada ante el Ministerio de Hacienda.

La viceministra manifestó que con la implementación de estos mecanismos se busca organizar los procedimientos en diferentes dimensiones, como la prestación de servicios, el componente de salud pública y el financiamiento.

“Dentro de los avances encontrados por parte de la administradora, se logró implementar el documento de Red, con el cual se pueden reorganizar las instituciones prestadoras de servicios de salud del departamento”, manifestó.

También se avanzó en la conformación del Fondo Local de Salud, con el objeto de dar claridad sobre el manejo de los recursos financieros del departamento. “Se ha logrado estandarizar procesos en la contratación de los recursos de la salud”, dijo.


TOMADO: MINSALUD



martes, 4 de septiembre de 2018

MinSalud insta a acreditar las ESE públicas en Santander





01/09/2018

Boletín de Prensa No 111 de 2018

- El propósito es mejorar la calidad de los servicios de salud a los colombianos.

Socorro, (Santander) 1 de septiembre de 2018. Un llamado a las autoridades de Santander hizo el ministro de Salud y Protección Social, Juan Pablo Uribe Restrepo, para que adelanten –de la mano del Gobierno- un proceso de acreditación de los hospitales públicos del departamento, en aras de la calidad y la equidad.

Durante su participación en el quinto taller Construyendo País, liderado por el presidente Iván Duque Márquez, el ministro Uribe resaltó el trabajo realizado por los trabajadores de la salud en Santander y por eso se comprometió con las autoridades de la región a dar todo el apoyo para que las empresas sociales del Estado (ESE) del departamento se acrediten con altos niveles de calidad.

Sobre su visita al hospital regional ESE Manuela Beltrán, donde recorrió la estructura ambulatoria, el servicio de urgencias, la unidad de cuidados intensivos y los quirófanos, el ministro destacó el nivel de esta institución: “encontramos un hospital sin riesgo financiero, limpio, organizado y sirviendo. Este hospital tiene 70 camas y 100 por ciento de ocupación.  Alcalde y gobernador, hagan un buen proyecto para completar las 100 camas y nos comprometemos desde el Ministerio a revisarlo para lograr el objetivo”.

Con respecto a la prestación de servicios de salud en Santander, Uribe Restrepo destacó el esfuerzo de las autoridades regionales sobre el particular: “tienen muchos proyectos andando y viabilizados; por eso tenemos buenas noticias y es el equipamiento para diferentes sedes y la llegada de ambulancias”.

Sobre este último proyecto, el Ministerio aportará recursos para entregar 22 ambulancias, mediante una licitación que será abierta en los próximos días, con la meta de tener los vehículos de transporte médico disponibles y en sevicio en diciembre próximo.


TOMADO: MINSALUD

lunes, 3 de septiembre de 2018

Un salvavidas para los Hospitales Públicos en momentos de crisis que puede funcionar y perdurar.






Es sabido por todos de las necesidades por las cuales están atravesando los hospitales públicos en la actualidad, el 25% se encuentra en riesgo financiero y fiscal alto, las deudas de las EPS con los hospitales son alrededor de 9 billones de pesos, con un incremento anual de aproximadamente el 4%. Con estas deudas les ha sido imposible trabajar adecuadamente, viéndose abocados a una disminución de la calidad y la seguridad de sus pacientes, el deterioro de su infraestructura y de los equipos tecnológicos necesarios para la atención va en aumento, debido a la escases de recursos financieros es imposible realizar las adecuaciones correspondientes y remplazar la tecnología en salud. Además de la disminución del talento humano en salud, disminución de capacitaciones y entrenamientos necesarios para brindar una atención segura, sumado a la carga laboral y la desmotivación del personal.

Por todo ello, es un buen momento para que los hospitales públicos constituyan fundaciones propias, este soporte va a contribuir a la adquisición de equipos de alta tecnología, mejoramiento de la infraestructura, como el mejoramiento del entorno de la atención que realiza el talento humano en salud. Existen muchas personas y emresas generosas y dispuestas a contribuir en el mejoramiento de la atención en salud para los pacientes de su territorio. Cualquier persona puede donar, las donaciones no tienen requerimientos mínimos ni máximos, cualquiera es bien recibida, porque se dan de buen corazón.

Para tener una idea de cómo debería funcionar daremos algunas pautas, pero también hay que tener en cuenta las reglamentaciones dispuestas para ello.

El hospital debe entregar a la fundación los proyectos por orden de prioridades, con la respectiva planificación y factibilidad según sus necesidades, mejoramiento y crecimiento proyectado.

La fundación se encargara de direccionar los eventos de donaciones, donde se harán las presentaciones de los proyectos que tiene el hospital.

La fundación se encargara de recaudar las donaciones y administralas y asignar los recursos al hospital una vez se recolecten los montos necesarios para llevar a cabo uno o varios proyectos.  

La fundación realizara vigilancia y auditoria que garanticen el buen manejo de los recursos financieros por parte del hospital.

La fundación debe contar por un concejo de administración, el cual debe estar conformado por un presidente, un vicepresidente, un administrador, un secretario y un tesorero, además contar con un director o gerente y personal necesario para el desarrollo de sus actividades. Este personal en parte puede estar conformado por voluntarios.

De esta manera el hospital podrá contar con recursos adicionales que eviten el deterioro de la calidad, mejores inversiones en talento humano, infraestructura y equipamiento tecnológico. Que perduren no solo en momentos de crisis, sino también en los buenos momentos para poder llevar a cabo proyectos más ambiciosos e investigaciones clínicas.  

viernes, 31 de agosto de 2018

La triple meta de Juan Pablo Uribe al mando de MinSalud




31/08/2018

Boletin de Prensa No ​  110 de 2018

- El sistema de salud debe acabar con los desequilibrios, fomentar la salud pública y la equidad.

Bogotá (D.C.), 30 de agosto de 2018.- Durante la apertura del XIII Congreso Nacional de ConsultorSalud, el ministro de Salud y Protección Social, Juan Pablo Uribe Restrepo, explicó cómo enfocará la triple meta de legalidad, emprendimiento y equidad del presidente Iván Duque Márquez en el sistema de salud, para mejorar las condiciones y bienestar de los colombianos.

Entre otros aspectos, Uribe Restrepo señaló la necesidad de poner en la agenda pública los temas relacionados con la calidad del servicio; el reconocimiento al trabajo de los profesionales del sector salud y buscar –entre todos los actores- “una inmensa responsabilidad en devolver la sostenibilidad financiera al sistema”.

Llamó la atención al manifestar que un sector balanceado “es un sector más sano. Sin embargo, me he encontrado un marcado desequilibrio entre las expectativas ciudadanas y la entrega de servicios que logramos como instituciones”.

Otros desequilibrios encontrados están en los temas asistenciales como la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud. “Encontré un marcado desequilibrio entre la atención primaria en zonas rurales y la atención compleja de mayores niveles de las zonas urbanas. Entre los objetivos y las pretensiones de particulares y el bien público sectorial. También en aspectos de salud pública entre algunas regiones del país”.

Advirtió que en salud no se debe volcar todo hacia lo financiero, los números, “las discusiones de contabilidad, de los esfuerzos fiscales, de los impuestos, sobre la corrupción y el desvío de esos dineros, porque no son los únicos desbalances”.

No obstante, hizo un reconocimiento al cierre de inequidades en salud durante las últimas tres décadas. “Colombia en los últimos 20 o 30 años logró cerrar brechas importantes en su estado de salud, a través de mecanismos de financiamiento y aseguramiento, para proteger a las familias más pobres de la vulnerabilidad y de la muerte. Se logró mejorar el acceso en muchos lugares del país y eso lo tenemos que reconocer y preservar permanentemente”.

También manifestó que la triple meta obliga a enfocar la gestión del ministerio de Salud y Protección Social en mejorar las condiciones y el bienestar de la población; en promover el respeto del servicio por la persona y la comunidad cumpliendo sus expectativas. “El tema de servicio es tan importante como el resultado en salud. No basta con mejorar los estados de salud poblacionales si lo hacemos atropellando la dignidad, la cultura, la creencia de las personas y las comunidades”. 

Insistió en los cinco ejes planteados como la visión a largo plazo más allá de las discusiones sobre modelos, ideologías, intereses o fundamentalismos. “Al país se le perdió ese norte colectivo de insistir en una conversación sobre el largo plazo de la salud en Colombia. Es muy difícil intercambiar acciones si ese norte no está, si esa aspiración, esos principios y acuerdos sociales básicos no están”.

Uribe Restrepo enfatizó que la calidad será un componente importante para el sistema de salud colombiano. “Los sectores sociales -en esencia- tienen un compromiso de calidad frente a su población. Tenemos que volver a discutir en detalle cómo vamos en los temas de calidad”, subrayó.

En ese orden de ideas fue claro en anunciar que la norma de habilitación en Colombia “ha estado dormida y se ha prestado para toda clase de interpretaciones y obstáculos. También queremos que las EPS se comprometan en el desarrollo de un sistema de acreditación para que posean estándares superiores de desempeño; de buena asistencia a sus afiliados; de la gestión del riesgo poblacional y de compra con calidad y eficiencia para que se convierta en información pública como lo estableció en informe de la OCDE en 2016”.

Señaló que reconoce los avances de la Política de Atención Integral en Salud (PAIS); del Modelo Integral de Atención en Salud (MIAS) de las Rutas Integrales de Atención en Salud (RIAS), a los que consideró como buenos. Sin embargo, alertó que “nosotros no podemos ir por Colombia salvando EPS privadas una tras otra. Cada una con un problema particular y un interés igualmente particular”.

Consideró, más bien, que los esfuerzos se centrarán en conformar redes integrales e integradas de servicios con un criterio de calidad focalizado en el usuario, el paciente y la comunidad. “El criterio no puede ser el interés particular de uno de los actores: dónde rento más -o dónde gano más- como lo observamos por ahí. Lo importante será la apropiación de las redes integrales más allá de cualquier otro interés”.

Aclaró que el presidente Iván Duque insistió en que la compensación de la Unidad de Pago por Capitación (UPC) a través de las EPS reconozca el diferencial en desempeño. “No puede ser que contemos cabezas en listados de afiliación y entreguemos los mismos recursos a quien está innovando y mejorando en el servicio, que aquel que está realmente bloqueando y obstaculizando su función de aseguramiento”.

Finalmente, anunció que el fortalecimiento de la Superintendencia Nacional de Salud servirá para convertirla en una institución de primer nivel, lo cual permitirá un avance en materia de calidad y equilibrio financiero. “No avanzamos si el regulador no tiene la capacidad y los instrumentos para decantar y excluir aquellos actores que no están dentro de las normas”, dijo.

Y concluyó señalando que la Superintendencia Nacional de Salud tiene que ser capaz de “morder duro a quienes no se comportan en el marco legal y cuyo desempeño afecta la credibilidad, transparencia y legitimidad del sistema”.



TOMADO: MINSALUD















lunes, 27 de agosto de 2018

SOLIDARIDAD CON ENFERMERA QUE RENUNCIO Y AHORA ES INVESTIGADA POR MUERTE DE BEBÉ EN INCUBADORA.




                                                                      Imagen tomada: BLU radio.



Enfermería y Seguridad del Paciente se solidariza y apoya enfermera que renuncio y ahora es investigada por muerte de bebe en incubadora. En este evento adverso es probable que este asociado a dos causas principalmente.

Primero, las fallas en la tecnología biomédica, que según lo relatado por la enfermera no cumple con las condiciones técnicas que garanticen la seguridad adecuada para su funcionamiento, ya que se evidencian fallas notables que pusieron en riesgo la integridad de la piel del bebe, hasta el punto de materializarse en evento adverso (muerte), como son: los sensores de temperatura estaban dañados y no disponían de las varillas de soporte que separan a los bebés de las planchas de calor, las bandejas tenían menores tamaños que la plancha de calor, dejando zonas expuestas que pueden producir quemaduras.

Segundo, la falta de personal de enfermería y un probable síndrome de Burnout en la unidad neonatal, según las funciones, a la enfermera le correspondían la coordinación de toda la clínica en el turno de la noche y tenía asignado los pacientes del servicio UCI neonatal y el lactario. Empezando que la resolución 2003 de 2014 exige para el servicio de Unidad de Cuidados Intermedios y la Unidad de Cuidados intensivos que se cuente con enfermera y auxiliar de enfermería, que según el concepto cuenta con dice “Estancia continúa del talento humano en un servicio, durante el tiempo que se oferte y se preste el servicio”, así las cosas, la enfermera de UCI neonatal no se le pueden asignar otras funciones por fuera de la unidad, como lo es la coordinación de la clínica, función que demanda realizar labores administrativas por fuera del servicio de UCI e irrumpe con el concepto de estancia continua en un servicio y que además no podrá estar asignada a otro servicio diferente a este como lo es el lactario. También, la norma dice en todos los servicios, en el estándar de talento humano, que los prestadores de servicios de salud determinarán la cantidad necesaria de talento humano requerido para cada uno de los servicios ofertados, de acuerdo con la capacidad instalada, la relación entre oferta y demanda, la oportunidad en la prestación y el riesgo en la atención, procedimiento que habría que corroborar si la IPS lo tiene y lo aplica, pero que según el relato de la enfermera y por nuestra experiencia es posible que la institución este incumpliendo con este procedimiento ya que para una UCI neonatal el personal asignado para este servicio como lo relata la enfermera es insuficiente y no se está teniendo probablemente en cuenta el riesgo en la atención. Por otro lado la institución está exponiendo al personal de enfermería a sufrir el Síndrome de Burnout que es el responsable de causar en el personal de enfermería insatisfacción laboral, ausentismo, situaciones depresivas, aumento del consumo de café, alcohol, drogas e incluso el suicidio, lo cual puede afectar directamente a la organización, con el consiguiente aumento de costos y reducción de la calidad de atención, puede aumentar un 7% la mortalidad por cada paciente adicional por enfermera.  Sumado a esto, se pueden seguir enumerando otras causas que pudieron incidir en este evento adverso, además de las múltiples sanciones y cierres aplicadas a la IPS Esimed por incumplimientos en el Sistema Único de Habilitación (Resolución 2003 de 2014), donde probablemente las condiciones no han tenido cumplimientos significativos y siguen ocurriendo eventos adversos graves. Por ultimo Invitamos a todo el personal de enfermería a denunciar ante los entes de control, por escrito si las condiciones para el ejercicio de enfermería no son las adecuadas, con el fin de prevenir posibles eventos adversos y que podamos ejercer en las mejores condiciones, cómo lo consagra nuestra ley 911 de 2004 en su ARTÍCULO 5o. Entiéndase por condiciones para el ejercicio de la enfermería, los requisitos básicos indispensables de personal, infraestructura física, dotación, procedimientos técnico-administrativos, registros para el sistema de información, transporte, comunicaciones, auditoría de servicios y medidas de seguridad, que le permitan al profesional de enfermería actuar con autonomía profesional, calidad e independencia y sin los cuales no podrá dar garantía del acto de cuidado de enfermería.

PARÁGRAFO. Del déficit de las condiciones para el ejercicio de la enfermería, el profesional deberá informar por escrito a las instancias de enfermería y de control de la Institución y exigirá el cambio de ellas, para evitar que esta situación se convierta en condición permanente que deteriore la calidad técnica y humana de los servicios de enfermería.