jueves, 3 de enero de 2013

LA CORRUPCION Y LA FALTA DE ETICA PONE EN RIESGO LA SEGURIDAD DEL PACIENTE.



Las practicas ilegales en los contratos, contratar personal del área de la salud para que realice las funciones de cinco personas, extraer los insumos o equipos de las instituciones de salud para darles un uso inadecuado, dejar de contratar y de comprar lo que realmente se necesita, permitir que el personal de salud doble turnos o venga a trabajar después de haber realizado un turno nocturno en otra institución, no cumplir con la norma que regula el sistema de salud, imponer reglas por parte de las aseguradoras a las instituciones prestadoras de servicios de salud incurriendo en extralimitaciones, conseguir o alterar exámenes para acceder a un cargo directivo en el sector salud, reusar insumos y dispositivos médicos sin la debida evidencia científica, no realizar el debido mantenimiento al equipamiento medico, permitir que los usuarios acudan a las tutelas para poder adquirir una prestación en salud, observar como las aseguradoras de salud contratan con instituciones prestadoras de salud a menor precio sin importar si cumplen o no con las condiciones de calidad, manejar inadecuadamente las historias clínicas, ejercer ilegalmente las profesiones del área de la  salud, el aumento de los ingresos económicos de algunos médicos que indican tratamientos de alto costo, entrando en problemas de conflictos de intereses y exceso terapéutico, ocultar eventos adversos y/o complicaciones, son algunas de las practicas que se materializan diariamente en los sistemas de salud de algunos países.

Las actuaciones descritas  y que a diario se ven en las noticias, se escuchan de los pacientes y que posiblemente pueden estar ocurriendo en algún lugar y aunque parezcan simples para los que las practican e insignificantes para las autoridades, han sido posibles causantes de muchos eventos adversos y muertes en los servicios sanitarios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario