lunes, 12 de octubre de 2015

PREVENCIÓN DE LAS INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN EN SALUD (IAAS) DESDE EL MARCO DEL SISTEMA ÚNICO DE HABILITACIÓN RESOLUCIÓN 2003 DE 2014.

PREVENCIÓN DE LAS INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN EN SALUD (IAAS) DESDE EL MARCO DEL SISTEMA ÚNICO DE HABILITACIÓN RESOLUCIÓN 2003 DE 2014.


Según la OMS, cada año cientos de millones de pacientes tratados en centros hospitalarios, ambulatorios o de consulta externa contraen infecciones Asociadas a la Atención en Salud (IAAS), obteniendo como consecuencia evoluciones tórpidas que no hubieran tenido lugar si no se hubieran infectado, la prolongación en el tiempo de estancia hospitalaria, discapacidades por largos periodos y, en el peor de los casos, la muerte. Se considera que en el mundo, durante el proceso de atención, más de 1,4 millones de pacientes contraen IAAS, siendo el riesgo de infección de 2 a 20 veces mayor en los países en desarrollo que en los países desarrollados.[i] Su verdadera carga mundial es desconocida debido a que no se cuentan con datos estadísticos confiables, pues la mayoría de países carece de programas de vigilancia relacionados con el tema y, aquellos que los tienen, presentan dificultades derivadas de la complejidad y falta de uniformidad de criterios de diagnóstico.[ii]

La OMS estima que entre el 5% y el 10% de los pacientes atendidos en instituciones de salud de países desarrollados contraerán una o más IAAS y que en los países en desarrollo, se calcula que la proporción de pacientes afectados podría superar el 25%. En Inglaterra, más de 100.000 casos de IAAS causan cada año más de 5.000 muertes relacionadas directamente con dichas infecciones. El impacto de las IAAS no es más alentador en América; en Estados Unidos 1 de cada 136 pacientes hospitalizados se enferma gravemente a causa de una infección intrahospitalaria, lo que equivale a 2 millones de casos y aproximadamente 80.000 muertes al año. En México, aproximadamente 450.000 casos de infección relacionada con la atención sanitaria causan 32 muertes por cada 100.000 habitantes al año. En Colombia las estadísticas revelaron un promedio histórico para el periodo 2002 – 2006 con una tasa de IAAS que fue del 13,9% x 1000 días / estancia.[iii] En 2013 la proporción de IAAS en Colombia fue de 1,25 a nivel nacional, siendo Antioquia (2,02), Bogotá D.C (1,37), Santander (1,58), Tolima (1,4) y Valle del Cauca (1,77) los departamentos con tasas más altas.[iv]

La OMS calcula que las IAAS en Inglaterra generan un costo de 1.000 millones de libras por año, en Estados Unidos, la cifra es de entre 4.500 millones y 5.700 millones de dólares y en México el costo anual se aproxima a los 1.500 millones de pesos mexicanos.[v]

El Sistema Único de Habilitación (SUH) es de obligatorio cumplimiento para todos los Prestadores de Servicios de Salud de todo el país, el cual tiene siete estándares mínimos de calidad, que se deben cumplir para garantizar una atención Segura al Paciente, entre ellos; Talento Humano, Infraestructura Física, Dotación, Medicamentos, Dispositivos Médicos, Procesos Prioritarios, Historia Clínica, Interdependencia de Servicios y en cada uno de estos estándares se contemplan unos criterios a tener en cuenta para la garantizar la Seguridad del Paciente, y en el caso específico de la prevención de las IAAS los estándares de infraestructura y procesos prioritarios hacen mayor énfasis en la prevención de las IAAS, sin descartar la importancia del no reusó y el uso racional de los antibióticos en el estándar de medicamentos, dispositivos médicos e insumos, entre otros. Además de la aplicación de la lista de chequeo de seguridad del paciente y los paquetes instruccionales del ministerio de salud y protección social de Antioquia que de aquí se despliegan unos indicadores de suma importancia para su medición por parte de los prestadores de servicios de salud.

TALENTO HUMANO

Los prestadores de servicios de salud determinarán la cantidad necesaria de talento humano requerido para cada uno de los servicios ofertados, de acuerdo con la capacidad instalada, la relación entre oferta y demanda, la oportunidad en la prestación y el riesgo en la atención. Esto con el fin de que el personal sea suficiente para garantizar que en el proceso de atención no se omiten ninguno de los criterios establecidos en los protocolos, procedimientos, manuales y guías en la prevención de las IAAS. Por ejemplo que el personal tenga el tiempo necesario y aplique todos los pasos y los 5 momentos en el lavado de manos.

INFRAESTRUCTURA

En general se dan unos criterios que se deben cumplir para la Prestación de los Servicios de Salud, teniendo en cuenta que la norma también exige algunos criterios específicos para cada servicio. Las condiciones de orden, aseo, limpieza y desinfección son evidentes y responden a un proceso dinámico de acuerdo a los servicios prestados por la institución. Los pisos, paredes y techos de todos los servicios deberán ser de fácil limpieza y estar en buenas condiciones de presentación y mantenimiento. Los servicios de urgencias, hospitalarios, quirúrgicos y/u obstétricos, solo se podrán prestar en edificaciones exclusivas para la prestación de servicios de salud. Las instituciones o profesionales independientes que presten servicios exclusivamente ambulatorios, podrán funcionar en edificaciones de uso mixto, siempre y cuando la infraestructura del servicio, sea exclusiva para prestación de servicios de salud, delimitada físicamente, con acceso independiente para el área asistencial. En los accesos, áreas de circulación y salidas, se deberán evitar los cruces de elementos sucios y limpios. Si las áreas de circulación son compartidas, se utilizan los accesorios para garantizar el debido empaque y transporte de los elementos sucios y limpios, utilizando compreseros, vehículos para la recolección interna de residuos, carros de comida, instrumental quirúrgico y de procedimientos, etc. La institución cumple con las condiciones establecidas en el marco normativo vigente para la gestión integral de los residuos hospitalarios y similares.

En las instituciones prestadoras de servicios de salud, existe un ambiente de uso exclusivo para el almacenamiento central de residuos hospitalarios y similares. En ambientes donde se requieran procesos de lavado y desinfección más profundos como: servicios quirúrgicos, gineco-obstétricos, unidades de cuidado intermedio e intensivo, unidad de quemados, hospitalización, odontológicos, laboratorios, servicio de transfusión sanguínea, terapia respiratoria, áreas de esterilización, depósitos temporales de cadáveres, zonas de preparación de medicamentos, áreas para el almacenamiento de residuos; los pisos, paredes y techos, deberán estar recubiertos en materiales sólidos, lisos, lavables, impermeables y resistentes a los procesos de uso, lavado y desinfección. Los ambientes de trabajo sucio cuentan con lavamanos y mesón de trabajo que incluye poceta de lavado o vertedero. Los mesones y superficies de trabajo, tendrán acabado en materiales lisos, lavables, impermeables y resistentes a los procesos de uso, lavado limpieza y desinfección. Si la institución presta servicios de hospitalización, urgencias, UCI, servicios quirúrgicos, obstétricos; los ascensores son de tipo camilleros y los servicios cuentan con un ambiente exclusivo para el manejo de la ropa sucia.

La institución dispone en cada uno de los servicios de ambientes de aseo de: poceta, punto hidráulico, desagüe y área para almacenamiento de los elementos de aseo. En los servicios quirúrgicos, obstétricos, de hospitalización, urgencias y zonas de esterilización, en todas las complejidades, los ambientes de aseo son exclusivos para el servicio. Tanques de almacenamiento de agua que garantizan como mínimo 24 horas de servicio y su construcción permite que durante la operación de limpieza y desinfección no se interrumpa el suministro de agua. Baños con accesorios para lavado y desinfección de patos o disponen de un ambiente específico para este proceso, el cual debe contar con unidad sanitaria exclusiva para este fin. Cuarto de aislamiento para pacientes. Cuando el servicio obstétrico funcione en zona de quirófanos, sólo podrá tener en común con éste, el vestier. Lavamanos por consultorio

DOTACION

En las áreas donde se requiera el cumplimiento del protocolo de lavado de manos, se debe contar con jabón líquido de manos y sistema de secado.

MEDICMENTOS Y DISPOSITIVOS MEDICOS E INSUMOS

Guía o protocolo para el uso racional de los antibióticos

Se debe tener definidas normas institucionales y procedimientos para el control del cumplimiento que garanticen que no se reúsen dispositivos médicos. En tanto se defina la relación y condiciones de reúso de dispositivos médicos, los prestadores de servicios de salud podrán reusar, siempre y cuando, dichos dispositivos puedan reusarse por recomendación del fabricante, definan y ejecuten procedimientos basados en evidencia científica que demuestren que el reprocesamiento del dispositivo no implica reducción de la eficacia y desempeño para la cual se utiliza el dispositivo médico, ni riesgo de IAAS o complicaciones por los procedimientos para el usuario, con seguimiento a través del comité de infecciones.

Por lo anterior, el prestador debe tener documentado el procedimiento institucional para el reúso de cada uno de los dispositivos médicos que el fabricante recomiende, que incluya la limpieza, desinfección, empaque, reesterilización con el método indicado y número límite de reúsos, cumpliendo con los requisitos de seguridad y funcionamiento de los dispositivos médicos, nuevo etiquetado, así como los correspondientes registros de estas actividades.

PROCESOS PRIORITARIOS

Si el prestador realiza procedimientos de venopunción y colocación y mantenimiento de sondas, debe contar con procesos, procedimientos y/o actividades documentados y divulgados al respecto, que contengan como mínimo lo siguiente:

En protocolo de venopunción: acciones para prevenir las flebitis infecciosas, químicas y mecánicas.

En protocolo de manejo de colocación y mantenimiento de sondas vesicales: acciones para evitar la infección asociada al dispositivo y otros eventos que afectan la seguridad del paciente.

En la detección, prevención y reducción del riesgo de IAAS, debe contar con un protocolo de lavado de manos explícitamente documentado e implementado, en los 5 momentos que son:

1. Antes del contacto directo con el paciente.
2. Antes de manipular un dispositivo invasivo a pesar del uso de guantes.
3. Después del contacto con líquidos o excreciones corporales mucosas, piel no intacta o vendaje de heridas.
4. Después de contacto con el paciente.
5. Después de entrar en contacto con objetos (incluso equipos médicos que se encuentren alrededor del paciente).

La Institución debe contar con procedimientos, guías o manuales que orientan la medición, análisis y acciones de mejora para:

1. Educar al personal asistencial y a los visitantes en temas relacionados con la prevención de las IAAS, según el riesgo.
2. La aplicación de precauciones de aislamiento universales.
3. Normas de bioseguridad en los servicios, con especificaciones de elementos y barreras de protección, según cada uno de los servicios y el riesgo identificado.
4. Uso y reúso de dispositivos médicos.
5. Manejo y gestión integral de los residuos generados en la atención de salud y otras actividades.
6. Asepsia y antisepsia en relación con: planta física, equipo de salud, el paciente, Instrumental y equipos.

Contar con protocolo de:

1. Limpieza y desinfección de áreas.
2. Superficies.
3. Manejo de ropa hospitalaria.
4. Descontaminación por derrames de sangre u otros fluidos corporales en los procedimientos de salud.

Los servicios que por su actividad requieran material estéril, deben contar con un manual de buenas prácticas de esterilización de acuerdo con las técnicas que utilicen. La Institución deberá cumplir con la normatividad relacionada con los procesos de esterilización expedida por el Ministerio de Salud y Protección Social.

Cuando se realicen procedimientos de transfusión, debe contar con:
Procesos, procedimientos y/o actividades documentados y divulgados, en los servicios, en cuanto a la asepsia y antisepsia para el manejo del procedimiento de transfusión sanguínea.

HISTORIA CLINICA

Se registran en historia clínica los tratamientos suministrados con ocasión de una posible falla en la atención y se cuenta con un comité de seguridad del paciente para analizar las causas.

INTERDEPENDENCIA DE SERVICIOS

Servicio de estilización, aseo, lavandería[vi]

INDICADORES INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN EN SALUD

Medición semestral de adherencia de protocolos, procedimientos, guías y Manuales.

Medición mensual del indicador de infecciones de sitio operatorio (ISO) si aplica

Medición mensual del indicador de infecciones de endometritis post - parto y documentación de acciones de mejora si aplica.

Medición mensual de las neumonías nosocomiales asociadas a ventilador y documentación de acciones de mejora en UCI, si aplica.

Medición mensual de infecciones transmitidas por transfusión (ITT) y documentación de acciones de mejora si aplica.

Medición mensual de las flebitis infecciosas asociadas al uso de catéter periférico y documentación de acciones de mejora si aplica.

Medición mensual de infecciones del torrente sanguíneo (bacteremias) asociadas al uso de catéteres centrales y documentación de acciones de mejora si aplica.

Medición mensual de infección de vías urinarias asociada al uso de sondas y documentación de acciones de mejora si aplica.[vii]

Referencias



[ii] http://www.who.int/gpsc/country_work/burden_hcai/es/

[iii] Boletín Epidemiológico Distrital de Infecciones Intrahospitalarias publicado en el año 2007

[iv]http://calidadensalud.minsalud.gov.co/IndicadoresdeCalidad/Resultados/IndicadoresdeIPSparaDTS.aspx

[vi] Resolución 2003 de 2014. Ministerio de Salud y Protección Social. https://www.minsalud.gov.co/Normatividad_Nuevo/Resoluci%C3%B3n%202003%20de%202014.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario