viernes, 31 de agosto de 2018

La triple meta de Juan Pablo Uribe al mando de MinSalud




31/08/2018

Boletin de Prensa No ​  110 de 2018

- El sistema de salud debe acabar con los desequilibrios, fomentar la salud pública y la equidad.

Bogotá (D.C.), 30 de agosto de 2018.- Durante la apertura del XIII Congreso Nacional de ConsultorSalud, el ministro de Salud y Protección Social, Juan Pablo Uribe Restrepo, explicó cómo enfocará la triple meta de legalidad, emprendimiento y equidad del presidente Iván Duque Márquez en el sistema de salud, para mejorar las condiciones y bienestar de los colombianos.

Entre otros aspectos, Uribe Restrepo señaló la necesidad de poner en la agenda pública los temas relacionados con la calidad del servicio; el reconocimiento al trabajo de los profesionales del sector salud y buscar –entre todos los actores- “una inmensa responsabilidad en devolver la sostenibilidad financiera al sistema”.

Llamó la atención al manifestar que un sector balanceado “es un sector más sano. Sin embargo, me he encontrado un marcado desequilibrio entre las expectativas ciudadanas y la entrega de servicios que logramos como instituciones”.

Otros desequilibrios encontrados están en los temas asistenciales como la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud. “Encontré un marcado desequilibrio entre la atención primaria en zonas rurales y la atención compleja de mayores niveles de las zonas urbanas. Entre los objetivos y las pretensiones de particulares y el bien público sectorial. También en aspectos de salud pública entre algunas regiones del país”.

Advirtió que en salud no se debe volcar todo hacia lo financiero, los números, “las discusiones de contabilidad, de los esfuerzos fiscales, de los impuestos, sobre la corrupción y el desvío de esos dineros, porque no son los únicos desbalances”.

No obstante, hizo un reconocimiento al cierre de inequidades en salud durante las últimas tres décadas. “Colombia en los últimos 20 o 30 años logró cerrar brechas importantes en su estado de salud, a través de mecanismos de financiamiento y aseguramiento, para proteger a las familias más pobres de la vulnerabilidad y de la muerte. Se logró mejorar el acceso en muchos lugares del país y eso lo tenemos que reconocer y preservar permanentemente”.

También manifestó que la triple meta obliga a enfocar la gestión del ministerio de Salud y Protección Social en mejorar las condiciones y el bienestar de la población; en promover el respeto del servicio por la persona y la comunidad cumpliendo sus expectativas. “El tema de servicio es tan importante como el resultado en salud. No basta con mejorar los estados de salud poblacionales si lo hacemos atropellando la dignidad, la cultura, la creencia de las personas y las comunidades”. 

Insistió en los cinco ejes planteados como la visión a largo plazo más allá de las discusiones sobre modelos, ideologías, intereses o fundamentalismos. “Al país se le perdió ese norte colectivo de insistir en una conversación sobre el largo plazo de la salud en Colombia. Es muy difícil intercambiar acciones si ese norte no está, si esa aspiración, esos principios y acuerdos sociales básicos no están”.

Uribe Restrepo enfatizó que la calidad será un componente importante para el sistema de salud colombiano. “Los sectores sociales -en esencia- tienen un compromiso de calidad frente a su población. Tenemos que volver a discutir en detalle cómo vamos en los temas de calidad”, subrayó.

En ese orden de ideas fue claro en anunciar que la norma de habilitación en Colombia “ha estado dormida y se ha prestado para toda clase de interpretaciones y obstáculos. También queremos que las EPS se comprometan en el desarrollo de un sistema de acreditación para que posean estándares superiores de desempeño; de buena asistencia a sus afiliados; de la gestión del riesgo poblacional y de compra con calidad y eficiencia para que se convierta en información pública como lo estableció en informe de la OCDE en 2016”.

Señaló que reconoce los avances de la Política de Atención Integral en Salud (PAIS); del Modelo Integral de Atención en Salud (MIAS) de las Rutas Integrales de Atención en Salud (RIAS), a los que consideró como buenos. Sin embargo, alertó que “nosotros no podemos ir por Colombia salvando EPS privadas una tras otra. Cada una con un problema particular y un interés igualmente particular”.

Consideró, más bien, que los esfuerzos se centrarán en conformar redes integrales e integradas de servicios con un criterio de calidad focalizado en el usuario, el paciente y la comunidad. “El criterio no puede ser el interés particular de uno de los actores: dónde rento más -o dónde gano más- como lo observamos por ahí. Lo importante será la apropiación de las redes integrales más allá de cualquier otro interés”.

Aclaró que el presidente Iván Duque insistió en que la compensación de la Unidad de Pago por Capitación (UPC) a través de las EPS reconozca el diferencial en desempeño. “No puede ser que contemos cabezas en listados de afiliación y entreguemos los mismos recursos a quien está innovando y mejorando en el servicio, que aquel que está realmente bloqueando y obstaculizando su función de aseguramiento”.

Finalmente, anunció que el fortalecimiento de la Superintendencia Nacional de Salud servirá para convertirla en una institución de primer nivel, lo cual permitirá un avance en materia de calidad y equilibrio financiero. “No avanzamos si el regulador no tiene la capacidad y los instrumentos para decantar y excluir aquellos actores que no están dentro de las normas”, dijo.

Y concluyó señalando que la Superintendencia Nacional de Salud tiene que ser capaz de “morder duro a quienes no se comportan en el marco legal y cuyo desempeño afecta la credibilidad, transparencia y legitimidad del sistema”.



TOMADO: MINSALUD















No hay comentarios:

Publicar un comentario