viernes, 14 de septiembre de 2018

Hacia la calidad de los servicios de salud en Colombia






14/09/2018
Boletín de Prensa No 122 de 2108

​- La UPC y las formas de contratación no serán la varita mágica que arregle los desequilibrios del sistema.

Bogotá (D.C.), 13 de septiembre de 2018.- El ministro de Salud y Protección Social, Juan Pablo Uribe Restrepo, reflexionó sobre el papel de la Unidad de Pago por Capitación (UPC) y las formas de contratación entre aseguradores y prestadores.

Durante su participación en el foro ‘Construyamos la sostenibilidad del sector salud’, Uribe Restrepo invitó a revisar el funcionamiento de unidad de pago por capitación (UPC), a la luz de su importancia en el financiamiento del sistema de salud.

“La UPC -como todo instrumento- es perfectible y hemos trabajado con ella durante 25 años. Sin embargo, debemos llevarla a un momento de sofisticación, de justicia y de equilibrio en la asignación de los recursos. Es imposible que no podamos precisar este instrumento por un tema de información”. 

Recordó que de acuerdo con los planteamientos del presidente Iván Duque, “es el momento de que esa distribución de recursos vaya de la mano de aspectos como la calidad y los pagos asociados al desempeño, porque la simple cápita por afiliado no será suficiente”.

Destacó también que el buen criterio y la buena intención son las mejores características de las formas de contratación que se deben dar entre aseguradores y prestadores en el sistema.

“Las formas de contratación son neutras y el criterio utilizado nos permite que cumplan un mejor desempeño en los servicios. La intencionalidad de los agentes es determinante -en su uso o su abuso- a la hora de enviar los mensajes correctos sobre los incentivos y sobre la asignación del riesgo”, recalcó.

El ministro aclaró que los pagos atados al desempeño -en sí mismos- no son soluciones perfectas y tampoco el final de la compleja ecuación en la relación de los servicios de salud.

“Quiero enfatizar que Colombia no encontrará en la UPC, ni en las formas de contratación, la varita mágica que nos resuelva los desequilibrios”.

También se refirió al talento humano que define el momento de verdad de todo el sistema de salud, donde todo confluye. “Debemos centrarnos en su desarrollo, en su capacidad resolutiva, en su orgullo de servicio, en el rol de las enfermeras y es algo en lo cual deberíamos discutir porque es un asunto misional importante”.

En relación con aspectos sobre el pago centrado en los servicios y en la calidad, Uribe Restrepo retomó uno de los más recientes editoriales de la revista Lancet: “ellos se preguntan por qué los sistemas de salud perdieron el foco de la calidad, y envían un mensaje claro: lograr la cobertura universal sin calidad es un éxito fallido, es un espacio vacío”.

En consecuencia, plantó una serie de preguntas relacionadas con la calidad: ¿dónde está la calidad de los servicios de salud en Colombia?, ¿dónde está la calidad de la formación de su talento humano?, ¿dónde está la calidad de sus políticas públicas? Para ser un instrumento que lleve consigo la sostenibilidad del sistema.

“Lancet dice -con estudios realizados con las mejores agencias internacionales- que la falta de calidad está haciendo perder el doble de vidas de personas, que la misma falta de acceso a los servicios de salud”, advirtió el ministro.

Y terminó sus reflexiones indicando que “uno no puede hablar de calidad si en la base de ese sistema no hay un fundamento de ética. Si no existe un compromiso ético -de todas las instituciones que hacen parte y de todos los actores- no vamos a lograr avanzar en calidad y el inmenso esfuerzo que hemos hecho por la cobertura universal será fallido”, puntualizó.

TOMADO: MINSALUD

No hay comentarios:

Publicar un comentario