Este estudio definió la variación en la administración de fármacos observada en tres impulsores de jeringa, con cambios en la altura relativa entre el impulsor de la jeringa y el final del conjunto de administración. Este estudio realizo una investigación in vitro y analizo tres impulsores de jeringa (Alaris CC [Becton Dickinson], Perfusor Space [B Braun] y Synamed μSP6000 [Arcomed]) para determinar la confiabilidad del flujo a 0,5, 1, 2 y 5 ml / h. introdujeron una pequeña burbuja de aire en el equipo de administración y se documentó la progresión de esta antes y después de un movimiento vertical del impulsor de la jeringa de 25 o 50 cm hacia arriba o hacia abajo con respecto al puerto de administración.

Los impulsores de jeringas son el método principal para administrar infusiones continuas de pequeños volúmenes de medicamentos importantes a los pacientes. Muchos de estos fármacos son fundamentales para el mantenimiento de una fisiología normal. Abundan las pruebas anecdóticas de inestabilidad grave del paciente en el movimiento de los impulsores de las jeringas durante la infusión.

Entre los resultados se encontró que para todas las bombas, la administración se interrumpió con el movimiento de las bombas hacia abajo y se administró un bolo con el movimiento de la bomba hacia arriba. La entrega se detuvo a velocidades de bomba más bajas durante más tiempo que las velocidades de bomba más altas. La interrupción máxima fue de 11,8 minutos. Los bolos administrados al subir la bomba se calcularon como el número equivalente de minutos necesarios para administrar el volumen del bolo en estado estable. El bolo máximo administrado fue equivalente a 15,8 minutos de la administración. No pudimos eliminar los efectos observados por el movimiento muy lento y constante de las bombas hacia arriba o hacia abajo. Las diferencias de altura estáticas no influyeron en la entrega.

El estudio concluyo que los impulsores de la jeringa no deben moverse verticalmente en relación con el paciente. La administración de fármacos críticos se interrumpe hasta por 12 minutos con movimientos descendentes relativos, y se administran bolos significativos de fármacos con movimientos ascendentes relativos. En la medida de lo posible, se aconseja la eliminación de los movimientos de altura relativa, y se requiere extrema precaución si cualquier movimiento es inevitable. Referencia: Journal of Patient Safety

Compartir en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.