La mayoría de las infecciones del torrente sanguíneo relacionadas con los catéteres vasculares se pueden evitar si se aplican prácticas basadas en la evidencia durante la inserción y el mantenimiento. En la práctica, la adherencia de los trabajadores de la salud (PS) es insatisfactoria y es el principal desafío actual. El objetivo de este estudio es investigar las asociaciones entre la adherencia a las prácticas de control de infecciones y el desempeño en pruebas psicológicas.

Este estudio realizo un estudio observacional prospectivo en 4 unidades de cuidados intensivos con participación de trabajadores de la salud. Se observó a los médicos para verificar el cumplimiento de la higiene de manos (HH). Se observó a las enfermeras durante el vendaje y la manipulación del catéter venoso central (CVC). A continuación, se evaluó psicológicamente a los trabajadores sanitarios.

Entre los resultados se encontró que hubo 7.572 observaciones de 248 TS. La adherencia a los diferentes pasos de la manipulación del CVC varió ampliamente: desde el 13% para HH antes del procedimiento hasta el 95% con respecto al uso de guantes. La adherencia a la HH osciló entre el 14% antes y el 99% después de vestirse. Para los médicos, la HH osciló entre el 10% antes de tocar a los pacientes y el 98% después de tocar líquidos corporales, y la adherencia se asoció con la edad, la autoestima y la agresión. Para las enfermeras, la adherencia se asoció positivamente con la deferencia y negativamente con el afecto.

Este estudio pudo concluir que las variables psicosociales afectan la calidad de la atención que brindan los TS. El siguiente paso sería definir qué tipo de intervenciones psicológicas podrían ser efectivas. Refrencia: American Journal of Infection Control.

Compartir en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.