Este estudio examino la asociación entre el tratamiento antihipertensivo y eventos adversos específicos. Se realizo una revisión sistemática y un metaanálisis de ensayos controlados aleatorios y grandes estudios observacionales que examinaron la asociación entre el tratamiento antihipertensivo y los eventos adversos.

Entre los criterios de elegibilidad se escogieron, ensayos controlados aleatorios de adultos que recibieron antihipertensivos en comparación con placebo o ningún tratamiento, más fármacos antihipertensivos en comparación con menos fármacos antihipertensivos o objetivos de presión arterial más altos en comparación con objetivos más bajos. Para evitar pequeños ensayos de fase inicial, se requirió que los estudios tuvieran al menos 650 pacientes-año de seguimiento.

La medida de resultado primaria fue la caída durante el seguimiento del ensayo. Los resultados secundarios fueron lesión renal aguda, fracturas, gota, hiperpotasemia, hipopotasemia, hipotensión y síncope. Se extrajeron resultados adicionales relacionados con la muerte y los eventos cardiovasculares importantes.

Además, el riesgo de sesgo se evaluó mediante la herramienta Cochrane de riesgo de sesgo, y el metaanálisis de efectos aleatorios se utilizó para agrupar los cocientes de tasas, los odds ratios y los cocientes de riesgos instantáneos entre los estudios, teniendo en cuenta la heterogeneidad entre los estudios (τ 2 ).

Entre los resultados se encontró que, de 15 023 artículos seleccionados para su inclusión, se identificaron 58 ensayos controlados aleatorios, incluidos 280 638 participantes seguidos durante una mediana de 3 (rango intercuartílico 2-4) años.

La mayoría de los ensayos (n = 40, 69%) tenían un bajo riesgo de sesgo. Entre los siete ensayos que informaron datos sobre caídas, no se encontró evidencia de una asociación con el tratamiento antihipertensivo (cociente de riesgo resumido 1,05; intervalo de confianza del 95%: 0,89 a 1,24; τ 2 = 0,009).

Los antihipertensivos se asociaron con un mayor riesgo de lesión renal aguda (1,18, intervalo de confianza del 95%: 1,01 a 1,39, τ 2 = 0,037, n = 15), hiperpotasemia (1,89, 1,56 a 2,30, τ 2 = 0,122, n = 26), hipotensión (1,97, 1,67 a 2,32, τ 2 = 0,132, n = 35) y síncope (1,28, 1,03 a 1,59, τ2 = 0,050, n = 16).

La heterogeneidad entre los estudios que evaluaron los episodios de insuficiencia renal aguda e hiperpotasemia se redujo cuando se centraron en los fármacos que afectan el sistema renina angiotensina-aldosterona. Los resultados fueron sólidos para los análisis de sensibilidad que se centraron en los eventos adversos que llevaron al retiro de cada ensayo.

El tratamiento antihipertensivo se asoció con una reducción del riesgo de mortalidad por todas las causas, muerte cardiovascular y accidente cerebrovascular, pero no de infarto de miocardio.

En conclusión, este metaanálisis no encontró evidencia que sugiera que el tratamiento antihipertensivo esté asociado con caídas, pero encontró evidencia de una asociación con eventos adversos leves (hiperpotasemia, hipotensión) y severos (lesión renal aguda, síncope).

Por otra parte, estos datos podrían usarse para informar la toma de decisiones compartida entre médicos y pacientes sobre el inicio y la continuación del tratamiento antihipertensivo, especialmente en pacientes con alto riesgo de daño debido a eventos adversos previos o función renal deficiente. Referencia: BMJ 2021; 372: n189

Compartir en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.