La contaminación del conector del catéter es una fuente importante de infecciones del torrente sanguíneo asociadas a la vía central (CLABSI); Los tapones del cubo del catéter que incorporan un objetivo de alcohol isopropílico al 70% están diseñados para reducir la contaminación y, por lo tanto, las tasas CLABSI.

Los datos de apoyo en pacientes hematológicos y oncológicos de alto riesgo sobre la efectividad clínica de este enfoque son escasos.

Este estudio se llevó acabo en un solo centro. Los datos retrospectivos del año anterior a la introducción se compararon con 1 año de datos prospectivos.

Entre los resultados, se encontró que, los grupos de control y tapón de barrera antiséptica (ABC) consistieron en 309 y 289 pacientes que presentaron una tasa de CLABSI de 15,28 y 10,38 por 1.000 días de catéter (p = 0,042), respectivamente.

Sin embargo, después del análisis multivariado, los ABC no se identificaron como un factor protector independiente estadísticamente significativo para la aparición de CLABSI (índice de riesgo 0,69, p = 0,120).

Además, no hubo diferencia significativa entre los grupos con respecto al tiempo hasta CLABSI (p = 0,681), ni la proporción de catéteres retirados por sospecha de infección (p = 0,076).

En conclusión, la introducción de ABC en esta población de alto riesgo no alteró significativamente las tasas de CLABSI.

Referencia: Cruz-Aguilar, Rebeca, Jonathan Carney, Vanessa Mondaini, Maria J. G. T. Vehreschild, Matas Griskaitis, Jon Salmanton-García, Boris Böll, et al. «A Quality Improvement Study on the Reduction of Central Venous Catheter-Associated Bloodstream Infections by Use of Self-Disinfecting Venous Access Caps (STERILE)». American Journal of Infection Control 49, n.º 5 (1 de mayo de 2021): 586-92. https://doi.org/10.1016/j.ajic.2020.09.002.

Compartir en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.