Las condiciones de trabajo de las enfermeras, más allá que unas simples reclamaciones sindicales.

FALTA DE ENFERMERAS

Las condicione de trabajo de enfermería ya no son un asunto netamente sindical, ni un reclamo constante del personal, las condiciones de trabajo de enfermería son un elemento crucial para garantizar una mejor calidad y seguridad del paciente en la atención en salud.

En la actualidad y a causa de la pandemia Covid-19, las condiciones de trabajo de enfermería han quedado más que inmersas en el área científica, que ha visto en aumento en el número de publicaciones de investigación sobre como afectan estas condiciones de trabajo la calidad y la seguridad del paciente en la atención en salud.

En primer lugar, estudios ya han mencionado la mortalidad asociada a la falta de enfermeras en los hospitales como lo indica en un estudio del año 2019 del Dr. Jack Needleman del Departamento de Política y Gestión de la Salud, Escuela Fielding de Salud Pública, UCLA, Los Ángeles.

Otro estudio en 2019 tuvo como resultado que la mortalidad hospitalaria fue del 4,1%. El riesgo de muerte aumentó en un 3% por cada día que un paciente experimentó una dotación de personal de enfermería por debajo de la media de la sala. En relación con la media de la sala, cada hora adicional de atención de enfermera disponible durante los primeros 5 días de la estadía de un paciente se asoció con una reducción del 3 % en el riesgo de muerte. Profesor Peter Griffiths, Facultad de Ciencias de la Salud, Universidad de Southampton, Reino Unido.

En segundo lugar, hay muy pocos estudios sobre las condiciones físicas donde deben laborar las enfermeras, algunos señalan ciertos elementos como que las enfermeras deben ejercer su labor enfrentando ambientes físicos e infraestructuras en condiciones negativas, como la falta de climatización y trabajar bajo temperaturas de calor incomodas. Además, de la falta de mecanismos que permitan el intercambio de aire en las áreas de hospitalización, como en las habitaciones de paciente, lo que permitió un aumento de contagio de enfermeras durante la pandemia Covid-19.

Otros estudios han mencionado el aumento de eventos adversos a causa de la baja iluminación y las interrupciones ocasionadas por ruido. Al mismo tiempo que existe una falta de enfermeras, también deben exponerse a las interrupciones por demanda de información de los pacientes o familiares, llamadas telefónicas internas y externas, inclusive en procedimientos complejos como son la preparación y administración de medicamentos lo que evidentemente aumenta su carga de trabajo y el riesgo para los pacientes. Renata Longhi Sassaki. Universidad Federal de Sao Paulo. Sao Paulo, Brasil.

Por ultimo los gestores del sistema de salud deben cambiar de mentalidad frente a las condiciones de trabajo de las enfermeras y darle una mirada más científica, que tomarlas como exigencias sindicales o reclamaciones de las enfermeras, debido que la implementación de mejores condiciones de trabajo para las enfermeras va en beneficio directo del mejoramiento de la calidad y la seguridad del paciente.

En definitiva, debe ser es el gestor del sistema de salud el mas interesado en garantizar las mejores condiciones de trabajo de las enfermeras en beneficio de la seguridad del paciente.

Open in Spotify

Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *