En el Día Mundial de la Diabetes: MinSalud promueve prácticas de vida saludable

DIA DE LA DIABETES

Cada 14 de noviembre, el Ministerio de Salud y Protección Social se une a la comunidad internacional para conmemorar el Día Mundial de la Diabetes, con el propósito de aumentar el conocimiento y la conciencia ciudadana acerca del impacto de esta enfermedad.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se estima que 62 millones de personas viven con Diabetes Mellitus tipo 2 en la región de las américas. La prevalencia ha aumentado más rápidamente en los países de ingresos bajos y medios en contraste con los países de ingresos altos.

En Colombia los reportes de la Cuenta de Alto Costo indican que 3 de cada 100 colombianos tiene diabetes mellitus. Para el año 2021 se reportaron 1.474.567 personas diagnosticadas con diabetes, y una mayor prevalencia en Bogotá, Antioquia y Valle del Cauca.

La diabetes es la quinta causa de muerte en personas entre los 30 y 70 años y la quinta causa de años de vida ajustados por discapacidad en el país, por ser causante de ceguera, amputaciones de miembros inferiores y daños en los riñones y el corazón, de ahí la importancia de reconocer cómo prevenirla.

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica caracterizada por la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre) resultante de la deficiencia en la secreción o acción de la insulina, una hormona que regula el azúcar en la sangre.

Se diagnostica o se confirma su presencia cuando en una muestra de sangre en ayunas la glucosa se encuentra en un valor igual o mayor a 126 mg/dl. Asimismo, un valor de glucosa en sangre posterior a la ingesta de 75 g de glucosa, mayor a 199 mg/dl o un valor igual o mayor de 6.5% de Hemoglobina glicada, hace también el diagnóstico.

En el país, en general, las mujeres son las más afectadas por la enfermedad, representando el 59.54% de los casos totales. Con todo, se estima que el número real es mucho más elevado y una de cada 10 personas sufre de esta enfermedad y/o intolerancia a la glucosa (ITG) que es un estado de muy alto riesgo para desarrollar lo que se conoce con el nombre de pre-diabetes. Todo esto se debe a que se desconoce su condición.

La subdirectora de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud, Nubia Bautista Bautista, manifestó que con el lema Educación para proteger el mañana”, se quiere dar relevancia a la toma de mejores decisiones para mantener la salud, esto a partir de la práctica de estilos de vida saludable, prevención y control de factores de riesgo, creación de entornos saludables y adherencia al tratamiento médico indicado.

Agregó que esta patología puede ser originada por combinación de factores genéticos, ambientales y conductuales como: la obesidad, sobrepeso y obesidad abdominal, sedentarismo, tabaquismo, patrones dietéticos, trastornos de regulación de la glucosa entre otros.

“Es importante resaltar que dichos factores son en gran medida prevenibles y controlables. En consecuencia, se hace necesario fortalecer el conocimiento en la población acerca de incentivar hábitos saludables y modificar los factores de riesgo asociados”, explicó.

Recomendaciones:

Alimentación saludable

Con el fin de prevenir la aparición de la diabetes y de sus complicaciones, es importante el consumir alimentos naturales y variados, incluir en cada una de las comidas frutas enteras y verduras, preferiblemente crudas, reducir el consumo de “productos de paquete”, comidas rápidas, gaseosas y bebidas azucaradas, evitar el consumo de grasas de origen animal y grasas sólidas, como margarina, mantequilla y manteca.

De igual forma integrar en la alimentación nueces, semillas y aguacate, reducir el consumo de carnes procesadas como salchichas, jamones y tocinetas, evitar el consumo de bebidas alcohólicas para disminuir el riesgo de aparición de hiperglicemia, privilegiar el consumo de aves y pescados sobre el consumo de carnes rojas como la de res.

Actividad física

La actividad física mejora el control del azúcar en sangre, reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular, contribuye a la pérdida de peso o mantenimiento de un peso saludable y mejora el bienestar en general, por tanto, se recomienda:

150 minutos, o más, a la semana de actividad aeróbica de intensidad moderada a vigorosa; por ejemplo, actividades como montar en bicicleta, caminar, nadar o bailar, repartidos en al menos tres días a la semana, sin más de dos días consecutivos sin actividad.

Realizar 2-3 sesiones a la semana ejercicios de resistencia que incluyan levantamiento de pesas, en días no consecutivos.

Reducir la cantidad de tiempo que se pasa en estado sedentario, por ejemplo, trabajando en un computador, mirando televisión; interrumpir los episodios de más de 30 minutos al ponerse de pie brevemente, caminar o realizar otras actividades físicas ligeras.

Se invita a la población a conocer el riesgo que tiene de padecer esta enfermedad, así como enfermedades cardiovasculares, mediante la App Conoce tu riesgo, disponible en las diferentes tiendas virtuales.

Finalmente, la subdirectora explicó que de acuerdo con la norma vigente en relación con la promoción de la salud y la prevención “este Ministerio ha emitido las directrices para su implementación, adopción y adaptación por parte de los agentes del sistema de salud”.

Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *