Fragilidad, brechas en la coordinación de la atención y eventos adversos prevenibles

costos economicos

Los adultos mayores de EE. UU. a menudo reciben atención de múltiples proveedores ambulatorios. Ver a múltiples proveedores puede ser clínicamente apropiado, pero crea desafíos para la comunicación. Se desconoce si la fragilidad es un factor de riesgo para las brechas en la comunicación entre los adultos mayores y los eventos adversos prevenibles posteriores.

Este es un estudio de análisis transversal de adultos de EE. UU. que viven en la comunidad ≥ 65 años de edad en el estudio REasons for Geographic And Racial Differences in Stroke (REGARDS) que asistieron a un examen de estudio en el hogar en 2013-2016 y completaron una encuesta sobre experiencias con asistencia sanitaria en 2017-2018 (n = 5.024). 

Ademas, utilizaron 5 indicadores de fragilidad (índice de masa corporal bajo, agotamiento, marcha lenta, debilidad e historial de caídas), clasificamos a los participantes en 3 grupos mutuamente excluyentes: no frágil (0 indicadores), intermedio-frágil (1-2 indicadores) y frágil (3-5 indicadores). 

Tambien, utilizaron datos de encuestas sobre brechas autoinformadas en la coordinación de la atención y eventos adversos autoinformados que los participantes atribuyeron a una comunicación deficiente entre los proveedores (una interacción fármaco-fármaco, pruebas repetidas, una visita al departamento de emergencias o un ingreso hospitalario).

Entre los resultados, se encontro que, en general, 2398 (47,7 %) participantes no eran frágiles, 2436 (48,5 %) eran frágiles intermedios y 190 (3,8 %) eran frágiles. La prevalencia de cualquier brecha en la coordinación de la atención fue del 37,0 %, 40,8 % y 51,1 % entre los participantes que no eran frágiles, frágiles intermedios y frágiles, respectivamente. 

La razón de prevalencia ajustada (PR) para cualquier brecha en la coordinación de la atención entre los participantes frágiles intermedios y frágiles frente a los no frágiles fue de 1,09 (intervalo de confianza del 95 % [IC del 95 %] 1,02-1,18) y 1,34 (IC del 95 % 1,15-1,56), respectivamente. 

La prevalencia de cualquier evento adverso prevenible fue del 7,0 %, 11,3 % y 20,0 % entre los participantes que no eran frágiles, frágiles intermedios y frágiles, respectivamente. El PR ajustado para cualquier evento adverso prevenible entre los que eran intermedios-frágiles y frágiles versus no frágiles fue 1,47 (IC del 95 %: 1,22 a 1,77) y 2,24 (IC del 95 %: 1,60 a 3,14), respectivamente.

En conclusion, entre los adultos mayores, la fragilidad se asocia con una mayor prevalencia de brechas autoinformadas en la coordinación de la atención y eventos adversos prevenibles. Es posible que se justifiquen intervenciones específicas para abordar las inquietudes informadas por los pacientes con respecto a la coordinación de la atención entre los adultos mayores frágiles e intermedios frágiles.

REFERENCIA: Akinyelure OP, Colvin CL, Sterling MR, Safford MM, Muntner P, Colantonio LD, Kern LM. Frailty, gaps in care coordination, and preventable adverse events. BMC Geriatr. 2022 Jun 2;22(1):476. doi: 10.1186/s12877-022-03164-7. PMID: 35655193; PMCID: PMC9164877.

Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *